Portabilidad financiera: como cambiar mi crédito de banco

Si buscas cambiar tu crédito hipotecario de banco gracias a la portabilidad financiera, ya sea porque no te gustan las condiciones del actual o solo porque buscas uno mejor, ahora es posible. Aquí te explicamos cómo.

Desde el año 2020 en Chile, quienes posean un crédito hipotecario con una entidad bancaria pueden cambiarlo a otra entidad a su elección.

Anteriormente, el refinanciamiento era un proceso tedioso y casi imposible en el país, pero luego de la promulgación de la Ley de Portabilidad Financiera, el camino es mucho más fácil.

Ya sea que quieras cambiar productos simples como cuentas vista o corrientes; o algo mucho más considerable como un crédito hipotecario, hoy es posible siguiendo estos pasos:

Paso 1: Solicitud de portabilidad

Para poder comenzar tu cambio de banco, debes emitir una solicitud de portabilidad financiera.

Esta solicitud debe llenarse y presentarse ante cada banco al que uno quiera cambiar su crédito. 

Puede presentarse de manera digital o presencial según lo que el banco al que uno esté postulando estipule en sus canales de información, ya sea en su sitio web, teléfono o directamente consultando con ejecutivos.

Esta solicitud funciona a través de un formulario, en donde el solicitante rellena tanto información personal como información de los créditos o productos que mantenga con el banco anterior y desee cambiar.

De esta manera, el banco al que estés buscando entrar pueda conocer tu situación financiera para poder entregarte su oferta y así cambiarte con ellos.

La recomendación es postular a tantos bancos como sea posible, de manera que se pueda tener certeza de que al final del proceso se obtendrán las mejores tasas o servicio general.

Paso 2: Recopilación de información y evaluación

Una vez que los bancos a los que has postulado reciban la información solicitada a través del formulario, empezarán el proceso de recopilación de la información y de evaluación de tu solicitud.

Durante este proceso, el o los bancos a los que hayas solicitado portarte podrán solicitarte más información y antecedentes directamente a ti.

Al mismo tiempo, solicitarán a tu banco actual documentos y certificados respecto a tu situación financiera actual.

Una vez que hayan recopilado toda la información necesaria, pasarán a un proceso de evaluación de tu caso. Se hará un análisis particular y se determinará que pueden ofrecerte.

Paso 3: Oferta de portabilidad

Una vez evaluado tu caso, el o los bancos emitirán una oferta de portabilidad.

Para que esta sea más fácil de comprender el reglamento de la Ley de Portabilidad Financiera crea un documento que te permite comparar fácilmente entre tus ofertas y tu servicio actual.

Tal documento se verá de esta manera. Así, visualizar las diferentes opciones se vuelve un proceso mucho más sencillo.

Según la ley lo dicta, los bancos a los que postulaste te ofrecerán una propuesta con una vigencia mínima de 7 días hábiles bancarios.

Las condiciones que se te ofrezcan en esa propuesta tienen que mantenerse hasta que se celebre el contrato.

Paso 4: Aceptación de la oferta

Luego de comparar entre las opciones ofrecidas, debes decidir entre ellas o mantenerte con tu banco actual.

Si deseas mantener tu crédito o productos con tu banco actual, no debes tomar ninguna acción. Tu solicitud de oferta solo fue eso, no una firma de contrato.

En el caso en que luego de evaluar las opciones ofrecidas te hayas decidido por la que parece ser más conveniente, debes proceder a la aceptación de la oferta.

Para aceptar la oferta, deberás seguir las instrucciones que el banco oferente te indique o haya indicado. Algunos pueden ofrecerte hacer el trámite en digital, mientras que otros te pedirán terminar el trámite en físico.

Una vez aceptada la oferta, le otorgarás por consiguiente a tu nuevo banco el poder para pagar y cerrar los productos que tengas pendientes/activos con tu viejo banco.

Si tus productos financieros tienen un saldo positivo, tu nuevo banco tendrá un plazo de 3 días hábiles bancarios para efectuar el depósito de estos.

¿Por qué cambiar de banco?

Los beneficios de la portabilidad financiera se extienden no sólo en lo estrictamente financiero, sino también en una mejor experiencia como cliente.

Por un lado, puede que las tasas y comisiones que hoy tengas pactadas con tu actual banco puedan ser mucho mejores.

De no ser el caso, al menos el elevar tu solicitud de portabilidad puede confirmarte que has tomado una buena decisión financiera al elegir a tu banco y crédito.

Por otro lado, además de los costos asociados a tus productos financieros, encontrar una mejor atención es un escenario tentador.

Quizás tu crédito hipotecario actual y el que te ofrezca otro banco mediante la portabilidad tengan una diferencia mínima de tasas, pero abismal en atención al cliente.

Las inversiones inmobiliarias son un camino difícil pero que trae su recompensa. Por lo mismo, ser bien atendido y estar bien asesorado es clave para tu éxito.

TUIN, la manera más simple de invertir en propiedades

En TUIN creamos un servicio en donde invertir en una propiedad sea más fácil que nunca.

Nos preocupamos de ayudarte a elegir el mejor departamento de inversión según tus metas y necesidades, te entregamos apoyo en el financiamiento y nos preocupamos de arrendarlo por ti.

Si estás interesado en invertir en una propiedad de manera fácil, segura y rentable, revisa si calificas en este link.

Comparte el artículo

DÍAS
HORAS
MINUTOS
SEGUNDOS

🇺🇸 MINI-CURSO GRATUITO 🇺🇸

Cómo invertir en tu Primera Propiedad en USA desde LATAM
(para no expertos)

Con ahorros menores a 30k USD y rentabilidades del 15% anual