¿Te da miedo comprar algo que aún no se construye? (Compra en blanco y verde)

Hace ya años vimos cómo el mercado inmobiliario empezaba a ofrecer ventas en verde y luego en blanco.

Al principio a muchos les parecía una oportunidad para ser estafados, porque, ¿cómo les iban a vender algo que no existe?.

Pero también muchos se aventuraron en estas inversiones, perdiendo el miedo y haciendo uso de las facilidades del mercado.

Hoy en día ya es una práctica muy común, y de las principales técnicas para ahorrar en la compra de un departamento.

Pero aún existen miedos y creencias erróneas en este tipo de compras.

Por lo que en este artículo te explicamos de qué va cada una.

Tanto las compras en blanco como en verde, se realizan sin que el proyecto esté totalmente construido.

Y esto obviamente implica que no vas a poder visitar tu departamento físicamente.

Este es uno de los grandes miedos que tienen los compradores. 

¿No sabré cómo se ve?¿Y si no me gusta cómo queda?.

La verdad es que esto es simplemente un riesgo a asumir a cambio del beneficio de obtener una propiedad bastante más barata.

Ahora veamos el detalle de cada método.

Comprar en verde…

Comprar en verde va a implicar que nuestro departamento esté en construcción, o comenzando a construirse.

Esto hace que no podamos visitar nuestro departamento. Muchas veces deberemos conformarnos con un piloto.

La entrega a su vez, dependerá principalmente del avance de la obra, y por lo general tardan entre 6 meses y hasta máximo 2 años.

Aunque eso no pareciera ser un problema, ya que este método de compra predomina en el mercado, alcanzando un 61% de las ventas de departamentos.

Esto porque se genera un ahorro de entre un 5 y 10% respecto a la entrega inmediata.

También puedes aprovechar el tiempo de espera para ir buscando arrendatarios interesados en el proyecto.

En las compras en verde se establece una promesa de compra-venta ante notario.

Ahí se incluye la póliza de seguro que te garantizará poder recuperar tu dinero en caso de que no se llegue a concretar la entrega de la vivienda.

Aquella póliza va a equivaler generalmente a los montos entregados por concepto de reserva y pie.

Así que, miedo derribado, si no se construye el departamento no perderás todo tu dinero.

Además de obtener grandes descuentos en el valor final de la propiedad, existen otros beneficios asociados a la compra en verde.

Generalmente existe la posibilidad de elegir con mayor libertad el departamento que quieres, y por ende, elegir en base a metraje, orientación, número de piso, etcétera.

También, en algunos casos, puedes redistribuir el espacio de la vivienda.

La compra en blanco…

¿Sólo para valientes? No, cualquiera puede.

Comprar en blanco es adquirir una vivienda por anticipado.

Tan anticipado que aún no existe un piloto, ni una sala de ventas, y tampoco se ha puesto la primera piedra de la construcción.

Pero estos “riesgos” serán los que nos den el beneficio de adquirir una vivienda a menor precio. 

De hecho, actualmente ya un 9% de los departamentos son adquiridos por compra en blanco.

Y al igual que en las compras en verde, la promesa de compra-venta resguarda tu dinero con una póliza de seguro.

También debemos considerar que esta sería una inversión a un plazo más largo, ya que suelen superar los 2 años de espera para la entrega.

En esta etapa generalmente tendremos disponibles los renders o planos del edificio, para darnos una idea de lo que estamos comprando.

Un beneficio muy importante de comprar bajo esta estrategia es la posibilidad de elegir con mayor flexibilidad aún la orientación, piso, estacionamientos, bodegas, entre muchos otros.

Llegamos antes, así que tenemos más derechos de elección.

Otra ventaja, de la cual generalmente no se habla, es que tendremos más tiempo para ahorrar dinero de dividendo, para arreglos o incluso para amueblar la vivienda.

Ese plazo también lo vuelve atractivo para inversionistas que pueden esperar para la entrega, ya que lo ven como negocio y no como el sueño de la casa propia.

De hecho se considera que en todo el tiempo que demora la entrega, la plusvalía o valor del suelo, irá incrementando.

Esto significa que aún en la espera, estaremos ganando dinero.

¿Cuál es mejor?

Lo siento, pero no podemos decidir todo por ti.

Primero te recomendamos analizar tu situación particular, por eso en TUIN te asesoramos junto a expertos en inversiones inmobiliarias que verán el contexto en el cual te encuentras.

En general, si tu prioridad es ahorrar dinero, podrías considerar la compra en blanco

Esta será una decisión a más largo plazo y generalmente se recomienda para jóvenes profesionales e inversionistas que no necesiten urgentemente un departamento para vivir.

Mientras que si tu prioridad es la certeza, probablemente estés mejor con una compra en verde.

Esta opción suele ser la más elegida por familias, y adultos ya independizados que van a ocupar el departamento para vivir en él, o por inversionistas que quieren obtener un retorno más rápidamente.

Lo que sí debes tener en claro desde ya, es que ambos métodos, tanto en blanco como en verde, son procesos seguros, legislados, y que deben llevarse a cabo con pólizas que te respalden.

Conoce los proyectos que tenemos para ti con diferentes opciones de compra.

TUIN, la manera más simple de invertir en propiedades

En TUIN creamos un servicio en donde invertir en una propiedad sea más fácil que nunca.

Nos preocupamos de ayudarte a elegir el mejor departamento de inversión según tus metas y necesidades, te entregamos apoyo en el financiamiento y nos preocupamos de arrendarlo por ti.

Si estás interesado en invertir en una propiedad de manera fácil, segura y rentable, revisa si calificas en este link.

Comparte el artículo

DÍAS
HORAS
MINUTOS
SEGUNDOS

🇺🇸 MINI-CURSO GRATUITO 🇺🇸

Cómo invertir en tu Primera Propiedad en USA desde LATAM
(para no expertos)

Con ahorros menores a 30k USD y rentabilidades del 15% anual